Mi cuenta
0
Carrito 0 Producto Productos vacío
Carrito de compra

Ningún producto

  Sólo te falta 40€ para tener envío gratis
0,00 € Total

Ir al carrito

Producto añadido correctamente a su carrito de compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total
Continuar comprando IR AL CARRITO
Resfriado en el embarazo
Resfriado en el embarazo

Estás embarazada y a pesar de que te estás cuidando al máximo en esta etapa, te has resfriado, algo muy habitual... A continuación, te damos algunos consejos para combatir el resfriado en el embarazo, sin tomar medicamentos que puedan afectar al bebé.

Para empezar, es importante que sepas que cuando estás embarazada el organismo reduce la eficacia de las defensas para evitar que el sistema inmune rechace al feto (el 50% de su carga genética es del papá y resulta “extraña” para nuestro cuerpo). Es por esto que puedes enfermar más fácilmente y que notes, por ejemplo, que el resfriado dura más de la cuenta ya que eres más vulnerable a este tipo de infecciones. Un resfriado puede durar unos 7 días normalmente, estando embarazada, algunos días más.

Ante todo debes estar relajada, trata de sufrir el mínimo estrés posible y empieza a cuidarte un poquito más, pero puedes tranquila, un simple catarro no es perjudicial para tu pequeño que se encuentra bien protegido contra el virus dentro del útero.

Cómo combatir el resfriado estando embarazada

Si quieres saber cómo combatir el resfriado estando embarazada , seguir estos sencillos consejos ayudarán a echar a los virus fuera de casa: Ventila tu casa para mantenerla limpia de virus y bacterias, abre las ventanas por lo menos una vez al día durante 10 minutos. Evita ambientes excesivamente secos, tanto en tu hogar como en cualquier sitio donde debas permanecer mucho rato.

resfriado-en-el-embarazo

Toma mucha agua y zumos naturales que te ayuden a eliminar el virus y a reponer líquidos.

Debes descansar todo lo que puedas y hacer mucho reposo, incluso metiéndote en la cama siempre que te sea posible y durmiendo el rato que te apetezca. Necesitas toda la energía para que tu organismo se recomponga lo antes posible.

Come mucha fruta, verdura, zumos y caldos que te aporten sales minerales y vitaminas, en este momento más que nunca te ayudarán para mantenerte hidratada y eliminar las mucosidades. Además, estos alimentos te resultarán muy reconfortantes.

Para que puedas respirar mejor, sobre todo a la hora de dormir, toma vahos para fluidificar las mucosidades y que la tos sea productiva. También, cuando te vayas a la cama, puedes poner en tu mesita de noche una cebolla cortada, el vapor que desprende y que nos hace llorar cuando la partimos también te ayudará, ya que produce un efecto parecido de lagrimeo en los bronquios.

Descansar con la parte superior del cuerpo algo elevada, también te ayudará a respirar mejor.

Siempre puedes recurrir también a los remedios naturales, algunos muy efectivos y que por supuesto, no perjudican a tu bebé ya que no tienen efectos secundarios. Los lavados nasales, la miel, el limón, la homeopatía, tomar un baño relajante... son remedios que te ayudarán a encontrarte mejor. No es recomendable abusar de las infusiones.

Si los síntomas son leves puedes estar tranquila, con estas recomendaciones te irás encontrando mejor.

En caso de que los síntomas sean más graves o agudos acude a tu médico para que te recomiende el tratamiento más adecuado y ¡nunca te automediques! Sin quererlo, puedes perjudicar al bebé. Esos fármacos a los que solemos recurrir para mitigar los síntomas del resfriado , estando embarazada, no son una opción. Antihistamínicos, analgésicos, antitusivos, descongestionantes, jarabes, ojo con el ibuprofeno o el paracetamol, antibióticos (que además no sirven para nada en procesos víricos)... Ningún tipo de medicamento debe ser tomado durante el embarazo sin prescripción médica y debes saber que muchos doctores no son partidarios de dar medicamentos en el embarazado, a no ser que sean absolutamente imprescindibles, aunque existen algunos que en principio no son perjudiciales siempre es mejor evitarlos.

Cómo podemos intentar evitar el resfriado en el embarazado

Ya te hemos dado algunos trucos para mejorar si te has resfriado estando embarazada , pero está claro que si podemos evitar llegar a ese estado, mucho mejor. Para ello, te damos algunos medidas de prevención.

resfriado-en-el-embarazo

Procura no tener contacto con personas acatarradas para evitar el contagio directo.

Es importante lavarse las manos con frecuencia y de forma minuciosa, este hábito es imprescindible para evitar la transmisión de cualquier enfermedad infecciosa. Sobre todo, si no has podido lavarte las manos, no te toques la nariz, ni los ojos ni la boca.

No te expongas al frío durante mucho tiempo y evita los cambios bruscos de temperatura.

De todas formas, contra el resfriado no hay vacuna pero si existe contra la gripe. Si junto con las molestias típicas del resfriado, como la secreción nasal y las molestias en la garganta, se suman la fiebre y el dolor muscular, es probable que estés padeciendo una gripe, ésta se puede evitar con la vacuna correspondiente que, además, está recomendada para las embarazadas. Consúltalo con tu médico antes de que llegue el frío.

Ya sabes cómo actuar para sentirte mejor y lo que no puedes hacer para no perjudicar la salud de tu bebé, si sufres un resfriado durante el embarazo , ten paciencia y en pocos días empezarás a notar esa mejoría que tanto ansías en este momento.

Otro artículos K':

Entrega
Nuestros productos son entregados en un plazo de 24/48 horas.
Pagos
Paga cómodamente a través de tu tarjeta de crédito. Pago 100% seguro.
Soporte online
Si tienes dudas contacta con nosotros. Llámanos al 931 283 085
Cambio
Para cualquier cambio... ¡Te lo ponemos fácil!