Mi cuenta
0
Carrito 0 Producto Productos vacío
Carrito de compra

Ningún producto

  Sólo te falta 40€ para tener envío gratis
0,00 € Total

Ir al carrito

Producto añadido correctamente a su carrito de compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total
Continuar comprando IR AL CARRITO
¿TE LO VAS A PERDER? ¡BLACKFRIDAY! HASTA -50% EN TODA LA WEB
Descuentos de hasta el -50% en toda la web y hasta el -80% en la sección OUTLET. Oferta válida hasta el día 2 de Diciembre.
Cómo sobrevivir a un vuelo largo con niños
Cómo sobrevivir a un vuelo largo con niños

Llegan las vacaciones y ya las tienes planeadas, pero para llegar a tu destino tienes que coger un vuelo y te preocupa cómo puedan hacer el viaje tus hijos. Sobre todo cuando hablamos de bebés o niños pequeños, nos planteamos incluso el cambiar nuestro destino por miedo a que el viaje en avión se convierta en una pesadilla.

A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo sobrevivir a un vuelo largo con niños y no morir en el intento.

Consejos para volar con niños pequeños

Al comienzo del vuelo es mejor que no intentes distraerles con otras cosas para que no sean conscientes de lo que está pasando. Haz que tus hijos sean partícipes de la experiencia y de las maravillas de volar.

Factura con tiempo para ir tranquilos desde el principio.

Enséñales que volar por el cielo es divertido, para los mayores puede que se haya convertido en algo habitual cuando ya hemos realizado muchos viajes por ocio o por trabajo, pero para los niños es algo nuevo y alucinante. Les encantará ver las casitas tan pequeñitas desde el cielo, las nubes... Con esto habrás conseguido que estén contentos e incluso que disfruten del vuelo por un rato.

como-sobrevivir-a-un-vuelo-largo-con-niños

Cuando se trata de un vuelo largo con niños , es evidente que los niños no tienen tanta paciencia, se dormirán un rato pero cuando se despierten empezarán a estar cansados de ir en su asiento y aquí es cuando viene lo más difícil. Tenemos que procurar que estén entretenidos para que el trayecto no se convierta en una pesadilla para ellos y para ti.

Juega con ellos a los pilotos o a las azafatas, que imaginen que son personal del avión y ellos tienen el control de todo. Cada uno de nosotros tenemos un juego sencillo que solemos practicar con nuestros pequeños y que puede resultar infalible para situaciones como esta, el VeoVeo, formar palabras con una letra, formar frases con tres palabras...

Lleva sus cuadernos y colores para pintar, puede que un viaje les sirva para sacar toda la creatividad que tienen dentro. Cuentos, libros de entretenimiento... Cualquier objeto que sirva para alejarles del aburrimiento.

Reserva siempre como último recurso su juguete preferido, para esos momentos de desesperación que llegarán tarde o temprano. Y ¿por qué no? Ten a mano la tablet o el iPad sin miedo a que tu hijo se convierta en un adicto a los aparatos electrónicos, solo es un vuelo y después retomarás tus normas de siempre.

A la hora de practicar algún juego, no te olvides del resto de pasajeros y aunque en cierto modo será inevitable, procura molestar lo menos posible. También tendremos que ser prevenidos, coge bolsas extras para vomitar y procura llevar en el bolso de mano ropa de cambio, por lo que pueda pasar.

En el caso de los bebés, debemos procurar hacer coincidir el vuelo con el máximo de horas que pueda aguantar dormido . Dale el biberón a tu bebé durante el despegue y el aterrizaje, le distraerá en esos momentos en los que hay que atarle el cinturón y además, ecualiza la presión. Consulta las normas de los líquidos en el avión, puede que te hagan probar la leche cuando pases los arcos de seguridad.

Haz la reserva del vuelo con tiempo, de forma que puedas reservas todos los asientos de la familia juntos y en un lugar del avión donde “menos se moleste”. Comprueba el precio de los billetes de los niños, a veces te cobran más que por un billete de adulto aunque no tenga asiento, te puede salir más económico un billete normal y por lo menos tendrás más espacio.

Si se trata de un vuelo de muchas horas, puede que sea recomendable no hacerlo del tirón y coger una escala que permita que los niños tengan tiempo para desfogar, correr y saltar antes de volver a sentarse en el asiento del avión. Aunque si no les gusta los despegues y aterrizajes nos puede salir mal la jugada.

Procura que vayan al baño antes del despegue, sabemos que los niños son muy de tener que ir sí o sí en el momento más inoportuno. Además, evita que beban demasiado líquido antes de subir al avión y también durante el vuelo para reducir esas visitas al baño.

La comodidad y el bienestar ante todo

Para sobrevivir a un vuelo largo con niños es imprescindible que estén bien alimentados, no esperes a que os sirvan algo en el avión, lleva un tentempié y evita un niño hambriento que se hará notar.

Ni que decir tiene que tenemos que elegir para el viaje la ropa más cómoda y no olvides llevar algo de abrigo, por si el aire acondicionado del avión está un poco fuerte, además esa prenda le puede servir de almohada en un momento dado.

Recuerda, un niño cómodo y a gusto, es un niño feliz para disfrutar del vuelo .

Entrega
Nuestros productos son entregados en un plazo de 24/48 horas.
Pagos
Paga cómodamente a través de tu tarjeta de crédito. Pago 100% seguro.
Soporte online
Si tienes dudas contacta con nosotros. Llámanos al 931 283 085
Cambio
Para cualquier cambio... ¡Te lo ponemos fácil!
0