Mi cuenta
0
Carrito 0 Producto Productos vacío
Carrito de compra

Ningún producto

  Sólo te falta 40€ para tener envío gratis
0,00 € Total

Ir al carrito

Producto añadido correctamente a su carrito de compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total
Continuar comprando IR AL CARRITO
Este Halloween, consigue que los niños se lo pasen de miedo
Este Halloween, consigue que los niños se lo pasen de miedo

A pesar de que la fiesta de Halloween no tiene un origen precisamente español, no deja de constituir una maravillosa ocasión para que niños y mayores disfruten de los disfraces y le saquen la parte más divertida a sus propios miedos; una manera terapéutica de afrontarlos y, en definitiva, una excusa perfecta para pasarlo bien.

Con la intención de que lo pases lo mejor posible durante este día, a la vuelta de la esquina, os proponemos una serie de consejos que tienen que ver no solo con la decoración sino con el maquillaje y la indumentaria.

Una fiesta privada

Puesto que en nuestro territorio, como decíamos, se trata de una tradición cuyo arraigo es todavía muy limitado y, a pesar de que algunas poblaciones han decidido destinar un día a la celebración de un desfile del terror y similares, una de las opciones es la de organizarla en un ámbito más privado como tu casa, el colegio y/o la comunidad de vecinos.

En el caso de decantarte por uno de estos dos últimos, eso sí, deberás pedir el correspondiente permiso. Merece la pena intentarlo en todo caso, especialmente si en la escalera tenéis a muchos benjamines.

La decoración

Para crear un ambiente de Halloween conseguido necesitarás de varios imprescindibles:

  • Poca luz: puesto que entendemos que la celebración tendrá lugar por la tarde, no tendrás que hacer muchos esfuerzos para lograr que la penumbra se cuele en casa.
  • Velas (no necesariamente de cera, también las hay que funcionan a pilas con la misma apariencia y que os ahorrarán quemaduras y otros incidentes de índole más grave).
  • Calabazas: puesto que vaciarlas puede resultar muy costoso (especialmente si son grandes y no están demasiado maduras), dibujad los ojos y la boca con un rotulador en negro. Además, cuando acabéis siempre podréis asarlas al horno y disfrutar de sus propiedades nutricionales, que no son pocas.
  • Cartulina: para crear fantasmas y murciélagos y colgarlos del techo con cinta aislante.

  • Golosinas: decántate por las gominolas en forma de gusano, araña, tiburones y otros animales de naturaleza perversa.
  • Insectos de goma: para acentuar el aire de podredumbre de la festividad.
  • Hilo: para crear tus propias telarañas artificiales.

Los disfraces

Otro de los puntos clave, el que determinará si el terror está presente o no, tiene que ver con los disfraces. Al margen de las opciones de compra y si no dispones de demasiado tiempo para confeccionarlo (lo ideal y un proceso que lleva aparejado grandes dosis de diversión e ilusión para los más pequeños de la casa), te brindamos algunas ideas que te permitirán crear un atuendo original, económico y sencillo.

  • Una vestimenta que ellos mismos podrán fabricar (sintiéndose, gracias a ello, realizados y capaces, dos sentimientos importantes para su evolución personal). Estos son nuestros modelos:
  • Bruja: en un momento en el que las falditas con vuelo se han convertido en una auténtica tendencia para las niñas, no hay mejor disfraz para aprovecharlas. Eso sí, aunque el corro tienes la posibilidad de fabricarlo tú mismo con cartulina, no se trata de un accesorio caro y lo encontrarás prácticamente en cualquier tienda durante estas fechas. No olvides alborotarle el pelo.
  • Gato negro: un poco más elaborado, emplea unos leggins o pantalones elásticos negros como el “Pantalón Largo Afelpado” de nuestra firma y una camiseta del mismo tono para la base del cuerpo del animal. Te servirá el modelo “Camiseta Manga Larga” ,de algodón 100% orgánico, por ejemplo. Recorta las hombreras de una vieja chaqueta (o compra unas en una paquetería o en la tienda del barrio) y adhiérelas con grapas o similares a una diadema del mismo color. Para la cola, puedes emplear unas medias enrolladas. Y ya tienes a tu minino preferido.

  • Esqueleto: con la misma base citada, descarga de internet el dibujo de un esqueleto a tamaño natural. En la red encontrarás múltiples ejemplos. Delinea la silueta sobre una cartulina de color blanco y recórtala. Pega las piezas a la camiseta y el pantalón, y ¡listos! Para mejores resultados utiliza un maquillaje impactante, le dará el toque final.
  • Fantasma: uno de los más sencillos. Te bastará con una sábana agujereada. Ahora bien, este no les hace tanta ilusión.

  • Momia: a pesar de que también resulta sencillo, su puesta en marcha, es decir, el proceso de “vestir” al niño, resulta muy divertido. Destierra el papel higiénico y opta por vendas.
  • Zombie: decántate por la ropa más andrajosa que tenga tu hijo e incítale a que la agujeree y la pinte. Para su rostro, escoge un maquillaje verdoso y dale el peor aspecto posible.

  • Vampiro: el maquillaje adquiere aquí, como en el caso anterior, vital importancia. Unos labios rojos y unas ojeras moradas (tampoco te excedas), acompañarán a un atuendo sencillo que lograrás con unos pantalones de traje oscuros, una camisa y una capa. Esta última puedes confeccionarla con un simple trozo de tela. No te olvides de los colmillos, que hallarás en cualquier superficie de artículos de broma.
  • Cucaracha: coge una bolsa de basura grande, hazle un agujero para la cabeza y adhiere unas patas de cartón. Para las antenas usaremos el mismo material y una diadema rígida.

La comida

A pesar de que no se trata de un imprescindible, puede resultar divertido cocinar con los pequeños del hogar unas galletas con forma de murciélago, fantasma, hueso y similares. Hazte con un par de moldes específicos y dale rienda a tu imaginación en cuanto a lo que a ingredientes se refiere. Por ejemplo, para los esqueletos escoge el merengue horneado o el chocolate blanco. Las manzanas caramelizadas, por otra parte, que recuerdan a la envenenada de Blancanieves, resultan muy sencillas de cocinar y su éxito está asegurado.

Tampoco te excedas con el dulce, a pesar de que se trata de un día especial, conviene que coman de manera sana y equilibrada. Algunas alternativas son las momias de queso, que podrás conseguir enrollando cualquier tipo de carne (filete) en tiras de este alimento, o las sopas de zombie (de guisantes, por ejemplo).

Un cuento de terror para acabar el día

Puesto que, evidentemente, no es necesario terminar la fiesta a altas horas de la madrugada, para acabar el día, nada como irse a la cama con una buena historia de terror (adaptada a su público, por supuesto). Entre los más populares encontramos María la sangrienta, La moneda de plata, y El Garfio. Uno de nuestros preferidos es, sin embargo, El gato de los ojos de oro, una historia con moraleja que les hará estremecerse.

Además de las múltiples opciones que hallarás en la red, puedes consultar en tu librería favorita. Si, por desgracia, estáis muy cansados, siempre puedes optar por canales de YouTube como el que hemos colocado en la parte superior de este apartado.

Y tú, ¿estás preparado para pasártelo de muerte este próximo 31 de octubre?

Entrega
Nuestros productos son entregados en un plazo de 24/48 horas.
Pagos
Paga cómodamente a través de tu tarjeta de crédito. Pago 100% seguro.
Soporte online
Si tienes dudas contacta con nosotros. Llámanos al 931 283 085
Cambio
Para cualquier cambio... ¡Te lo ponemos fácil!