Mi cuenta
0
Carrito 0 Producto Productos vacío
Carrito de compra

Ningún producto

  Sólo te falta 40€ para tener envío gratis
0,00 € Total

Ir al carrito

Producto añadido correctamente a su carrito de compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total
Continuar comprando IR AL CARRITO
Cómo introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé
Cómo introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé

¿Ha llegado el momento de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé? En K’acha queremos ayudarte a afrontar esta etapa. No te preocupes si al principio le cuesta adaptarse o no come las cantidades exactas, todo cambio conlleva un periodo de adaptación.

En primer lugar, consulta con tu pediatra tu decisión. Ten en cuenta la evolución y las necesidades de tu pequeño antes de elegir los alimentos que vas a introducir en su dieta.

Dejar la leche materna o de fórmula para empezar a tomar alimentos sólidos es toda una aventura para toda la familia. Sus caras, sus gestos y su inquietud por probar todo lo que esté en la mesa es una de las experiencias más interesantes que viviréis juntos. Ármate de valor, consulta con tu médico todo aquello que te inquiete y ten claro tus objetivos, esta nueva etapa requiere de mucha organización.

Pautas para introducir nuevos alimentos

A medida que nuestro bebé va creciendo, es necesario, la introducción de nuevos alimentos. Nuestro hijo crece, y sus necesidades e inquietudes van cambiando, esto conlleva un mayor gasto de energía y la demanda de nuevos nutrientes en su dieta diaria.

como-introducir-nuevos-alimentos-en-la-dieta-de-tu-bebe

Esta introducción debe hacerse de forma progresiva. Vigila a tu bebé desde el momento en que tomas la decisión y observa si está preparado para dar este paso, cada bebé evoluciona de forma diferente.

Lo habitual es empezar a los 6 meses de edad pero consulta con tu pediatra si el sistema gastrointestinal de tu pequeño está preparado para ello. Esta etapa es mucho más importante de lo que pensamos, ya que una absorción adecuada de los alimentos puede llegar a evitar la aparición de alergias e intolerancias.

¿Con qué tipo de alimentos debo empezar? Las papillas de frutas o cereales, las cremas de verduras con proteína, lideran la lista de alimentos con los que debemos iniciar este proceso.

No obstante, sería interesante que examinemos la posición erguida de nuestro bebé o su forma de tragar durante los primeros días, estos factores nos ayudar a saber si nuestro pequeño se encuentra realmente preparado.

A medida que nuestro pequeño va creciendo, integraremos de forma gradual tubérculos en puré y alimentos con un poco más de consistencia, como las carnes y pescados ricos en hierro y proteínas, siempre de forma complementaria a las frutas y verduras.

Da a tu pequeño el tiempo que necesite, déjale que pruebe y explore el nuevo alimento, por lo menos 10 veces, hasta que se acostumbre a su textura y sabor.

Alimentos muy nutritivos que no pueden faltar en la dieta de tu bebé

Los bebés no necesitan papillas o preparados industriales. Un adecuado y correcto crecimiento es consecuencia de una buena alimentación. ¿Por qué alimentos debo empezar? ¿Cuáles debo evitar? Evita los potitos, galletas o cereales industriales y saca tiempo para cuidar y preparar cuidadosamente las comidas de tu pequeño.

como-introducir-nuevos-alimentos-en-la-dieta-de-tu-bebe

Comienza por las papillas de avena o de arroz caseras, y cuando su sistema gastrointestinal esté preparado incluye granos integrales como el mijo o la quinoa triturada. Estos cereales son esenciales para su desarrollo físico.

Tampoco te olvides de los tubérculos, como la patata, la yuca o el boniato. Juega con las texturas y hazlo sin ningún tipo de temor, tu bebé te lo agradecerá en un futuro.

¡Elige alimentos atrevidos con un alto valor nutricional! Los aguacates, el brócoli o los arándanos son algunos de los alimentos que lideran, hoy en día, nuestra lista de la compra. ¿Por qué no dárselos a nuestros pequeños? Los arándanos son muy ricos en antioxidantes, los aguacates son una estupenda fuente de grasas beneficiosas para la salud, y el brócoli destaca por sus altas propiedades en hierro y calcio.

Amplia el paladar de tu bebé incluyendo en su dieta los superalimentos del siglo XXI. Tampoco te olvides de los más tradicionales, los alimentos de toda la vida. Las lentejas, las judías verdes, la carne de res o el pescado no pueden faltar en la dieta de nuestro pequeño.

como-introducir-nuevos-alimentos-en-la-dieta-de-tu-bebe

¿Quieres probar con los sabores ácidos? Aunque te cueste creerlo a los bebés les encantan los sabores ácidos. Prueba a hacerle un puré de cerezas o aprovecha esta ocasión para introducir alimentos como la ciruela. Un alimento rico en fibra que evitará que tu pequeño sufra estreñimiento y mejore su digestión.

¡El postre! Los yogures naturales serán nuestros mejores aliados, son ricos en calcio y en vitamina D, y son necesarios para el desarrollo de unos huesos y dientes sanos. Si quieres innovar y darle a tu pequeño algo diferente, mezcla frutas con algún tipo de cereal para ofrecerle a tu pequeño un postre rico, dulce y diferente.

No te olvides de ir consultando con tu pediatra todos los alimentos que quieres introducir en la dieta de tu bebé, y ¡muy importante! No dejes que tu pequeño consuma azúcar, sal o comidas preparadas con exceso de conservantes. La alimentación es clave en su desarrollo.

Entrega
Nuestros productos son entregados en un plazo de 24/48 horas.
Pagos
Paga cómodamente a través de tu tarjeta de crédito. Pago 100% seguro.
Soporte online
Si tienes dudas contacta con nosotros. Llámanos al 931 283 085
Cambio
Para cualquier cambio... ¡Te lo ponemos fácil!