Mi cuenta
0
Carrito 0 Producto Productos vacío
Carrito de compra

Ningún producto

  Sólo te falta 40€ para tener envío gratis
0,00 € Total

Ir al carrito

Producto añadido correctamente a su carrito de compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total
Continuar comprando IR AL CARRITO
Bebé en brazos, por qué son necesarios los abrazos
Bebé en brazos, por qué son necesarios los abrazos

A menudo nos preguntamos si tener a nuestro bebé en brazos mucho tiempo es bueno, es una de las dudas más importantes que nos surgen sobre todo cuando somos papás primerizos, ¿son necesarios los abrazos con nuestro pequeño?

Pues bien, lo primero y más importante que vamos a destacar en este post es que los brazos es una de las necesidades básicas del bebé , tan básico como puede ser una buena alimentación o el dormir.

Nos encontramos con múltiples consejos sobre cómo alimentar a nuestro pequeño adecuadamente o cómo ayudarle a dormir, necesidades básicas que nadie discute, ¿pero qué pasa con los brazos? A continuación te explicamos la importancia que tiene el tener a nuestro bebé en los brazos de mamá o de papá.

Los brazos, otra necesidad básica

Sabemos que el desarrollo de nuestros pequeños es un proceso evolutivo, compuesto por diferentes etapas en las que se pueden destacar más unas necesidades u otras. Al principio necesitan dormir más, comer pequeñas cantidades a menudo... y con el paso del tiempo duermen menos, se espacian las comidas, duermen menos horas y nos centramos un poquito más en el descubrimiento del entorno y la estimulación.

bebe-en-brazos

Podemos decir que en las primeras etapas, desde su nacimiento y durante sus primeros meses de vida sobre todo, el tener a nuestro bebé en brazos , que sienta nuestro contacto, nuestro calor y la seguridad que le aportamos, es esencial y primordial para su desarrollo y para su bienestar.

Hay quien piensa que cuando el bebé nos reclama es un capricho, que está mal acostumbrado o lo que es peor, que nosotros mismos les enseñamos algo malo por cogerlos demasiado... Como si lo mejor fuese que desde tan pequeñitos aprendiesen a crecer lejos de nuestra protección, siendo independientes.

Vamos a dejarnos de teorías absurdas y seamos conscientes de que no es un capricho sino una necesidad. Se trata de un instinto natural, el pequeño reclama a su mamá constantemente y su mamá necesita proporcionarle no solo el alimento, sino también su cariño, su calor y su protección incondicional. Un ejemplo claro lo encontramos en los animales, cualquier mamá con sus cachorritos es implacable si intentan separarlos.

Así lo demuestra la Teoría del Apego, construida por el psicólogo estadounidense Harry Harlow, que descubrió, en un experimento realizado en los años 60, cómo unas crías de mono desarrollaban una necesidad universal de contacto.

Un bebé, que todavía no es consciente ni mucho menos de las presiones de la sociedad, lo único que busca es su seguridad. El pequeño sabe que su figura de apego es accesible y sensible a sus demandas, eso le tranquiliza en gran medida y le motiva a alimentar y continuar la relación con esa persona. Si nos esforzamos por romper ese vínculo, pensando erróneamente que es por su bien, solo estaremos consiguiendo crearle inseguridades y una desolación momentánea que no lleva a ninguna parte.

El bebé en brazos es donde más fácilmente se queda dormido, ¿crees que es una casualidad? En brazos se sienten, seguros, tranquilos y ¡claro que es su lugar preferido!

Además, no cabe duda de que el contacto humano tiene un gran beneficio entre las personas, por tanto también para los bebés y así lo demuestra la ciencia y diferentes estudios. Los abrazos afectan y benefician a los bebés incluso a nivel molecular, se puede ver reflejado en su ADN, en su sistema inmunológico y metabólico, y esos efectos duran a lo largo de los años.

Unos científicos de la Universidad de British Columbia (Canadá), llevaron a cabo durante cinco semanas un estudio del comportamiento de 94 padres con sus bebés y de los propios bebés. Pasados 4 años y medio, se tomaron muestras de ADN y se encontraron diferencias entre niños con alto contacto y niños con un nivel de contacto bajo.

Un vínculo indestructible gracias a los abrazos

Los brazos de mamá o papá no solo es el mejor lugar para nuestros hijos. Los bebés y no tan bebés necesitan nuestros brazos, pero también nosotros podemos experimentar experiencias preciosas e indescriptibles.

bebe-en-brazos

La crianza en brazos ayuda a crear un vínculo irrompible entre padres e hijos, en esa primera etapa y que se perpetúa a lo largo de los años.

Es verdad que al principio para nuestro pequeño es una dependencia, pero es una dependencia muy bonita y muy necesaria para él y para los papás, nunca lo veas como algo negativo. Abrazar a tu bebé es una muestra natural del afecto que sientes por él y si además le alimenta física y emocionalmente ¿por qué no hacerlo?

Mímalo y cógele en brazos siempre que te apetezca y fortalece así ese vínculo afectivo que tanto os nutre a los dos en todos los sentidos, a la vez esto te permitirá vivir una maternidad y paternidad más satisfactoria.

Entrega
Nuestros productos son entregados en un plazo de 24/48 horas.
Pagos
Paga cómodamente a través de tu tarjeta de crédito. Pago 100% seguro.
Soporte online
Si tienes dudas contacta con nosotros. Llámanos al 931 283 085
Cambio
Para cualquier cambio... ¡Te lo ponemos fácil!